línia
Simón Bolívar
línia

 
 
      Nació en Caracas (Venezuela) el 24 de Julio de 1783, en el seno de una familia aristocrática, y murió en la Quinta de San Pedro Alejandrino, cerca de Santa Marta, en Colombia, el 17 de diciembre de 1830. La vida de Bolívar resulta una hisoria apasionante, plena de luchas, derrotas, tragedia y gloria. Recibió su educación, de manos de los maestros Simón Rodríguez y Andrés Bello quienes le trasmitieron las ideas de Rousseau. A sus quince años ya era huérfano de padre y madre. En 1799 salió para España pasando por México. En Madrid conoce a María Teresa del Toro, con quien se casaen1801, pero ella muere en San Mateo en 1803. Desolado, empieza a interesarse en la vida pública. Viajó por España y Francia, en donde se encuentra con Simón Rodríguez, ante quien jura libertar a América. Aunque admiraba a Napoleón como guerrero, criticó el hecho de que él era Emperador y Rey. (www.estadovargas.com/Simon.html, pag. 1 y 2)

      Bolivar regresa a Venezuela por la ruta de los Estados Unidos, y cuando llega a Caracas, encuentra un ambiente revolucionario, en el cual participa activamente. Viaja nuevamente a Londres para proponer que se reconozca a Venezuela como estado independiente de España. Allí se encuentra con Francisco Miranda, quien era uno de los líderes libertadores. Bolivar logra que Miranda regrese a Venezuela, pero éste traiciona la causa por lo que es encarcelado, más tarde. Luego, Bolivar se traslada a Cartagena en donde se daba una lucha en centralistas y federalistas. Se enrola en el ejército y en pocos días es recibido con pompa en Mompox y es llamado Libertador.
(Lourdes Redondo, pag. 65 a 77)

      En 1812 escribe el “Manifiesto de Cartagena”, en donde hace un balance de la experiencia de la primera República, destacando los errores cometidos y proponiendo la reanudación de la lucha libertadora y la formación de un poder central firme. Pero sobre todo, se opone al federalismo:

“Pero lo que debilitó más el Gobierno de Venezuela fue la forma federal que adoptó, siguiendo las máximas exageradas de los derechos del hombre, que autorizándolo para que se rija por sí mismo, rompe los pactos sociales y constituye a las naciones en anarquía. Tal era el verdadero estado de la Confederación. Cada provincia se gobernaba independientemente; y a ejemplo de éstas, cada ciudad pretendía iguales facultades, alegando la práctica de aquéllas, y la teoría de que todos los hombres y todos los pueblos gozan de la prerrogativa de instituir a su antojo el gobierno que les acomode.
El sistema federal, bien que sea el más perfecto y más capaz de proporcionar la felicidad humana en sociedad, es, no obstante, el más opuesto a los intereses de nuestros nacientes estados. Generalmente hablando, todavía nuestros conciudadanos no se hallan en aptitud de ejercer por sí mismos y ampliamente sus derechos; porque carecen de las virtudes políticas que caracterizan al verdadero republicano; virtudes que no se adquieren en los gobiernos absolutos, en donde se desconocen los derechos y los deberes del ciudadano.” (Simón Bolívar)

      En mi opinión, es aquí en donde se manifiesta el verdadero genio de Bolívar, en su capacidad, de reconocer que las condiciones en nuestros países iberoamericanos, no eran propensas, para tomar el modelo repúblicano e implantarlo, desconociendo las diferentes condiciones sociales existentes en la sociedad Neogranadina en comparación con los Estados Unidos.

      Admirado por unos y odiado por otros, recibe apoyo de unos, pero también es traicionado y atacado hasta el punto de fraguarse su muerte. A partir de entonces, libra muchas batallas.  Ante la presión de Pablo Morillo, quien estaba al mando de la expedición española,  la falta de apoyo de las autoridades para sus campañas, y la rivalidad que su nombre levantaba en algunos Oficiales neogranadinos, se exilia voluntariamente en Jamaica y hace un llamamiento a la unión. En septiembre de 1815, escribe la celebre “Carta de Jamaica” en la cual expresa su fé en el triunfo de la libertad y ve en Nuevo Mundo a un sólo país, con lo que rechaza el sistema federalista.

“La Carta es un examen de la situación del movimiento emancipador en el Nuevo Mundo, donde aparecen claras manifestaciones bolivarianas de desconfianza en la república burguesa y, si no simpatía abierta por el monarquismo, si la afición de toda su vida a la idea de que dentro de su seno “Los Estados americanos  han menester de los cuidados de gobiernos paternales que curen las llagas del las heridas del despotismo y la guerra”. El Libertador expone la ineficacia del sistema federal y se confiesa partidario del gobierno centralista y vigoroso; esboza el futuro político de las colonias hispanoamericanas; plantea la idea de unir Nueva Granada y Venezuela en un solo país llamado Colombia; sugiere una confederación de Estados libres de América y señala la vía de su creación en un congreso de pueblos que debería reunirse en Panamá. Tales concepciones y proyectos tendrán desenvolvimiento en toda la década de 1820, con resultados tortuosos y en medio de una atmósfera política cargada de turbulencias dentro de la cual el proceso independentista busca su expression republicana.” 
(Alvaro Delgado, 249)

      A mi modo de ver, el contenido de la carta es un planteamiento de lo que él desea que suceda, en contraposición, a la visión de lo que él teme que sucederá; la division de los territorios neogranadinos con límites y gobiernos propios.

      La “Carta de Jamaica”, es considerado el documento político más importante escrito por el Libertador, ya que allí realiza predicciones sobre los destinos del Continente, en una mezcla de análisis político, sociológico, histórico y filosófico. También es notable su discurso ante el Congreso de Angostura en donde propone la unión de Nueva Granada y Venezuela. Años, más tarde, su salud física se debilita, obligándolo al retiro de la administración pública.
 

Bibliografía

Arciniegas, Germán. Bolívar y la Revolución. Bogotá: Planeta Colombiana Editorial, 1984

Delgado, Alvaro. La colonia-Temas de historia de Colombia. Bogotá: CEIS, 1974

De Gandía, Enrique. Simón Bolívar y su pensamiento político. Caracas: Academia Nacional de Hisoria, 1984

Redondo Barraza, Lourdes Paola. Historia Política y Constitucional de Colombia -  Tesis de grado. Bogotá: Universidad Sergio Arboleda, 2001

Restrepo José Manuel. Historia de la Revolución de Colombia – Tomo IV.  Medellín: Editorial Bedout, 1969

Rozo Acuña, Eduardo. Bolívar y la organización de los poderes públicos. Bogotá: Editorial Temis, S.A., 1988

Varios Autores. Prólogo: Romero, José Luis. Pensamiento Político de la Emancipación -  Vol. 1 y 2. Caracas: Biblioteca Ayacucho, 1977

http://www.estadovargas.com/Simon.html.  Fecha: 9/21/02
 
 


 

Home